Cuidado de botas y zapatos

PRODUCTOS DE PIEL CON PELO


Los productos de piel de pelo pueden durar muchos años con poco mantenimiento.

Puedes limpiar tu calzado con un cepillo de cerdas suaves en la dirección del pelo.

En caso de manchas provocadas por alimentos, líquidos u otros materiales, limpie el producto con un jabón neutro y agua tibia con un paño limpio y suave. No frotar demasiado ni remojar el producto. Realice el procedimiento con cuidado.

No utilice disolventes, lavadoras ni secadoras.

Para garantizar una longevidad óptima, recomendamos evitar la fricción y el contacto excesivo con su producto.

Quítate las botas con un quitabotas o con las manos. Nunca uses el otro pie para quitarte las botas. Esto puede provocar la caída del cabello en algunas zonas del tobillo y del torso del pie.

Con el tiempo, algunas áreas pueden perder vello debido a la fricción excesiva. Esta es una progresión natural de la piel y no debe considerarse una imperfección.

Para ralentizar este proceso natural, evite el uso excesivo y cámbiese los jeans o la parte inferior constantemente.

 

PRODUCTOS DE CUERO


 

Recomendamos ir con tu botero especialista favorito para mantener en óptimo estado tu calzado vaquero.